Cuidado del Calzado

Al igual que cualquier otro objeto de uso común, el correcto mantenimiento de sus zapatos hará que estos sean más duraderos. Algunos trucos y pequeños gestos diarios ayudarán a mantener su calzado profesional con usted durante mucho más tiempo.

¿ZAPATOS NUEVOS? TRÁTELOS SUAVEMENTE

Los zapatos recién comprados deben limpiarse sin ejercer presión, ya que esta podría conducir a la progresiva pérdida de color de los mismos.

Entre los remedios caseros más eficaces para eliminar manchas de sal del calzado se encuentra el empleo de vinagre y agua. El petróleo es también un buen remedio para eliminar la suciedad producida a partir de agua y nieve.

PROTECCIÓN ANTE EL CALOR Y LA HUMEDAD

Nuestros pies producen calor y humedad. Para evitar su acumulación, es recomendable adoptar el hábito de extraer la plantilla del zapato y airearla al terminar la jornada laboral, de modo que esta se seque por completo.

MANTENGA SUS ZAPOTOS HÚMEDOS LEJOS DE FUENTES DE CALOR

El calzado húmedo no debe secarse cerca de ninguna fuente de calor como radiadores o estufas, pues así su tejido se agrieta y endurece. En su lugar, y para un óptimo mantenimiento de la calidad de sus zapatos Base Protection, límpielos suavemente con un paño húmedo y luego séquelos con otro. Como alternativa, puede también dejarlos secar en un lugar ventilado a temperatura ambiente. También es recomendable la aplicación de una horma y ponerlos a secar de lado.

ELIMINAR LA SUCIEDAD

Si usted trabaja en ambientes donde hay abundante tierra, es aconsejable retirar todos los restos de barro acumulados en su zapato al término de la jornada laboral.

Sei un lavoratore?

¿Eres trabajador?

Experimente la comodidad del calzado de protección base.
¡Encuentra el distribuidor más cercano a ti!

Ir al localizador de tiendas
Sei un'azienda?

¿Eres una empresa?

Encuentre nuestro socio especialista.
¡Cerca de usted!

Ir al localizador de tiendas
Ir arriba