Cuidado de los Pies

CUIDE SU PIE,

CUIDE DE USTED

Cuide de sí mismo; dedíquese esos pequeños momentos que las largas jornadas de trabajo-familia-gastos le dejan libres para cuidar su propio bienestar: es fundamental para su estado de ánimo y poder sentirse a gusto con su cuerpo. La salud de los pies es también fundamental para nuestro equilibrio físico y mental. Y es que, cuando sentimos dolor en los pies comprometemos nuestra capacidad de movernos libremente, así como de estar con otros.

Cualquier persona que pasa muchas horas de pie no debe descuidar este aspecto, ya que el descanso a tiempo sienta las bases para continuar rindiendo al máximo.

Base Protection se preocupa por sus pies cuando usted está en el trabajo, proporcionándole la mayor seguridad posible. Queremos que sus pies estén siempre perfectos. Por ello, a continuación le sugerimos algunos consejos prácticos para el cuidado de los pies, sin tener que ir necesariamente a la esteticista o podólogo.

DESCANSA Y VUELVE A LA CARGA

Al final del día, los pies están doloridos. Es imposible caminar ni un paso más. ¿Necesita un poco de tiempo para descansar y recuperar el pleno funcionamiento de sus pies? Relájese con un hidratante baño de pies y continúe con sus actividades cuando usted sienta que sus pies se han deshecho completamente de la fatiga. Llene un recipiente con agua tibia y unas gotas de aceite de almendras y ponga a remojo sus pies durante cinco minutos. Séquelos bien y masajee la zona dolorida con una crema refrescante, específica para activar la circulación. Esto le ayudará a deshinchar sus tobillos.

Séquelos bien y masajee la zona dolorida con una crema refrescante, específica para activar la circulación. Esto le ayudará a deshinchar sus tobillos.

Para la pedicura puede utilizar la piedra pómez y una exfoliante adecuada a su piel. Para tratar las uñas, introduzca sus pies en agua caliente y aplique unas gotas de aceite de oliva alrededor de las mismas. Esto le ayudará después a cortar y eliminar las cutículas con mayor facilidad.

 
 

LA PREVENCIÓN

Puede que hoy en día sienta que sus pies se encuentran absolutamente sanos. Ni rastro de ningún tipo de dolor o molestia. Pero puede que sus pies le guarden alguna sorpresa desagradable y que, con el tiempo, se debiliten. No espere a que sus pies comiencen a sufrir para prestarles atención: Prevenir es mejor que curar. Tenga en cuenta que para evitar problemas graves en los pies, como callos y durezas, debe usar zapatos suaves y cómodos. La elección de un calzado apropiado es esencial para el bienestar de sus pies.

PRESTE ATENCIÓN A LOS PRIMEROS SÍNTOMAS

Los callos se pueden eliminar con productos específicos con ácido salicílico tópico, disponible en parches, cremas o ungüentos. Asimismo, en caso de sufrir de callosidades es recomendable emplear una lima para tratar la zona afectada tras el baño.

Los callos se pueden eliminar con productos específicos con ácido salicílico tópico, disponible en parches, cremas o ungüentos. Asimismo, en caso de sufrir de callosidades es recomendable emplear una lima para tratar la zona afectada tras el baño.

Asimismo, si prefiere no eliminar sus callos, es necesario que los proteja, a fin de evitar su empeoramiento. En este sentido, puede proteger los callos con parches de gel efecto “amortiguador”, realizados a partir de látex o fieltro.

Para las durezas son válidos los mismos consejos que para los callos: también en este caso se recomienda la aplicación de productos a base de ácido salicílico y los parches de protección específicos.

Sei un lavoratore?

¿Eres trabajador?

Experimente la comodidad del calzado de protección base.
¡Encuentra el distribuidor más cercano a ti!

Ir al localizador de tiendas
Sei un'azienda?

¿Eres una empresa?

Encuentre nuestro socio especialista.
¡Cerca de usted!

Ir al localizador de tiendas
Ir arriba